El páncreas artificial demuestra su eficacia clínica en la diabetes de tipo 2

Los resultados de un estudio publicado en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine demuestran el potencial del páncreas artificial frente a las inyecciones subcutáneas de insulina como método de control de la glucemia en la diabetes de tipo 2. El ensayo, abierto y aleatorizado, incluyó adultos hospitalizados, en una proporción de los cuales la glucemia fue controlada por un sistema de circuito cerrado que mide los niveles de glucosa en sangre y dispensa la insulina de manera consecuente y autónoma (páncreas artificial).

En comparación con los pacientes monitorizados manualmente y tratados con insulina subcutánea, la glucemia se mantuvo durante más tiempo en el rango de valores diana. Los valores medios de glucemia durante 15 días o hasta el alta hospitalaria en los respectivos grupos fue de 154 y 188 mg/dl, sin que se detectaran diferencias significativas en la duración de las hipoglucemias, definidas como valores por debajo de los 54 mg/dl.

Los autores indican que una de las limitaciones del estudio es el mayor número de mediciones de glucemia y la mayor duración de aquél en los pacientes monitorizados con el páncreas artificial. También indican que se requerirá una estandarización del proceso para facilitar la transición del páncreas artificial de la atención clínica aguda a la ambulatoria.